Olmecas, Aztecas y su relación con Teotihuacán

El yacimiento 0 12444
Olmecas, Aztecas y su relación con Teotihuacán
LOS OLMECAS

Durante el periodo Preclásico o Formativo (del 1800 al 200 a. C.), en el contexto cultural de los primeros asentamientos agrícolas, floreció la más antigua civilización mesoamericana: la civilización olmeca. En las tierras bajas tropicales situadas a lo largo del Golfo de México se edificaron los primeros centros ceremoniales, constituidos por edificios de carácter sagrado y de estructura piramidal.

En el seno de esta civilización empezó a surgir un poder centralizado de tipo político-religioso y a este período se remontan las primeras huellas de los cultos chamánicos y del nahualismo. Los olmecas dieron vida a diversas expresiones artísticas como la escultura monumental y la cerámica. Olmeca significa en lengua nahuatl (la lengua de los aztecas) “la gente del país del hule” haciendo referencia a las pelotas de goma que utilizaban los olmecas en el famoso juego de pelota, expresión común a todos los pueblos mesoamericanos.

Su historia

Se puede dividir su historia en tres fases:

  • La cultura del sitio arqueológico de San Lorenzo de Tenochtitlan: del 1200 al 900 a. C. Empiezan a surgir las primeras características de esta civilización.
  • La cultura del sitio arqueológico de La Venta: del 900 al 400 a. C. San Lorenzo se empieza a abandonar en el 900 a. C. y la vida en La Venta empieza a ser más importante. Se produce la destrucción d ellos monumentos de San Lorenzo alrededor del 950 a. C. y se puede explicar por una rebelión interna o por una invasión del exterior.
  • La cultura de Tres Zapotes: del 400 a. C. al 200 d. C. Es considerada como la tercera capital de los olmecas y convive en el tiempo con el sitio de La Venta. Tuvo población después de que la cultura olmeca hubiera desaparecido.
Herencia cultural

La herencia cultural de los olmecas fue recogida sucesivamente por las demás culturas mesoamericanas.

Las huellas dejadas por este pueblo aún bastante desconocido para los investigadores permiten deducir que la cultura que elaboraron no se extinguió nunca de manera definitiva, sino que fue heredada por las sucesivas civilizaciones que se desarrollaron en Mesoamérica.  A los olmecas se le atribuyen muchas de las invenciones que encontramos en los pueblos mesoamericanos posteriores: el juego de pelota con carácter ritual y religioso, los sacrificios humanos, la escritura y la epigrafía, la invención del cero y del calendario.

Estaban organizados en reinos con ciudades-estados fuertemente jerarquizadas algo que posteriormente continuaron el resto de civilizaciones que se desarrollaron en México y las tierras centrales de América. Algunos investigadores piensan que fueron los creadores de algunas de las deidades y divinidades que posteriormente tendrían un papel relevante en el panteón mesoamericano, por lo que se considera a la civilización olmeca como “la cultura madre” de todas las civilizaciones mesoamericanas.

 

LOS AZTECAS

También llamados mexicas, ocuparon la meseta central del altiplano de México fundando su capital a orillas del lago Texcoco.

Su civilización se desarrolló en el Postclásico Tardío de los siglos VII al XV, alcanzando su máximo apogeo entre el 1200 y el 1520 de nuestra era. La rápida y gran expansión de este pueblo por todo México central desde la costa atlántica hasta la costa del pacífico se debió al establecimiento en 1428 de la denominada Triple Alianza que unió a los aztecas con su capital Technotitlan, a los Acolhua con su ciudad Texcoco y a la ciudad de Tlacopan. Sin embargo los aztecas con su astucia consiguieron imponer dentro de esta alianza su jerarquía sobre sus aliados y consiguieron dominar desde dentro esta Triple Alianza.

Origen del pueblo

En su origen los aztecas eran considerados parte de los pueblos chichimecas (que significa “raza de perro”), cazadores recolectores del desierto que eran considerados por otros pueblos como bárbaros y habitaban las inhóspitas tierras del norte de México. Cuando en 1168 la cultura Tolteca comenzó su declive, este pueblo chichimeca comenzó a emigrar desde el norte hacia las tierras centrales en busca de un lugar idóneo para el asentamiento humano, con buenas provisiones de agua, flora y fauna. Lo encontraron en el Lago Texcoco.

El problema es que por toda esta zona central de México estaban asentados con anterioridad gran cantidad de pueblos que estaban en continua guerra entre ellos, como los tepantecas que fueron desde el principio enemigos de los aztecas. Después de mucho deambular, puesto que fueron expulsados de muchas zonas por sus costumbres bárbaras, consiguieron encontrar un lugar donde fundar su capital Technotitlan, un islote pedregoso en el centro de lago Texcoco, donde según la leyenda los aztecas habían visto un águila devorando una serpiente sobre un nopal (cactus).

En principio la ciudad estaba formada por pescadores y agricultores  que empezaron a aprender de sus vecinos, sobre todo de los toltecas, diversas artes y conocimientos. Se fueron así convirtiendo poco a poco en un estado militarizado que iban expandiéndose cada vez más. Empezaron a establecer alianzas guerreras y económicas con sus pueblos vecinos, sobre todo a través d ellos matrimonios.

Así en 1428 uno de sus más astutos gobernantes Itzcoatl estableció la Triple Alianza antes mencionada y consiguieron derrotar así a los tepanecas, iniciándose así una acelerada expansión territorial y cultural.

Forma de vida

Los aztecas en un principio basaron su agricultura en la pesca, la caza y la recolección, pero tras instalarse en el lago Texcoco se vieron obligados a cultivar maíz y otros productos que se convirtieron en la base de su economía. Para estos y teniendo en cuenta que vivían en una isla, desarrollaron el sofisticado sistema de chinampas. Éstas se construían a través de unas balsas de madera que flotaban por el lago rellenas de barro y madera, y que eran ancladas al fondo a través de las raíces de árboles que eran plantados a su alrededor. Los productos que cultivaron fueron el maíz, porotos, ají, tomate, calabazas y pimientos.

Otro aspecto fundamental de su economía lo constituyó el comercio exterior a través del cual las élites aztecas conseguían productos exóticos y valiosos que usaban la élite como productos de lujo y de prestigio. De este modo los comerciantes pudieron acumular gran cantidad de riqueza hasta el punto de que consiguieron formar parte de la clase gobernante del imperio.

Organización social

En cuanto a la organización social los aztecas pasaron de una sociedad eminentemente igualitaria a una fuertemente estratificada.

La base de la sociedad la constituían los calpulli, especie de clanes que reunían a todas las personas que descendían de una antepasado mitológico común. Estaba formado por diferentes familias o clanes que no tenían el mismo poder dentro de él. Eran controlados por un jefe común que era el que repartía las tierras de cultivo que le correspondía al calpulli.

La sociedad se dividía en:

  • La clase dirigente. Constituida por la nobleza. A la cabeza del imperio el tlatoani (“el que habla”) que ostentaba el poder político, religioso, económico y militar. Después del gobernante y su familia, los guerreros que gozaban de gran prestigio social, los sacerdotes y los funcionarios civiles.
  • Los mercaderes. Enriquecidos con el comercio de objetos de lujo que proporcionaban a las clases dirigentes. Actuaban como espías en muchas ocasiones pues eran los primeros en entrar en los territorios nuevos.
  • Pequeños comerciantes y artesanos. Gozaban de algunos privilegios que no tenían los ciudadanos o campesinos comunes. No tenían que trabajar en las obras públicas ni servir a la nobleza sino que tenían oficios independientes y tributaban con sus productos manufacturados.
  • Los campesinos. Eran la principal fuerza productiva. Trabajaban en las construcciones públicas cultivaban las tierras y tenían que ingresar en el ejército cuando se les indicara. A cambio al cumplir la mayoría de edad se les daban unas tierras para que pudieran cultivarlas.
  • Los tlatlacotin o esclavos, mujeres y niños procedentes de las guerras con otros pueblos, delincuentes o personas que se vendían a sí mismas. Sus vidas dependían de un amo, pero podían recuperar su libertad si pagaban su precio y tenían ciertos privilegios como el poseer tierra y formar su propia familia.
Declive

Los aztecas alcanzaron un gran poderío militar y en la relaciones con otros pueblos, convirtiéndose en un gran imperio colonizador.

Su máximo apogeo lo alcanzaron bajo el reinado de Moctezuma II en el año 1500. Sin embargo este apogeo no duró mucho por la legada de los españoles comandados por Hernán Cortés en 1519, que se aliaron con otros pueblos descontentos por las guerras y los tributos que debían pagar a los aztecas, destruyendo así el imperio.

  

RELACIÓN ENTRE LOS OLMECAS, AZTECAS Y TEOTIHUACÁN

 Hacia el 700 d. C. – durante el período clásico, cuando los mayas estaban en su máximo esplendor – la civilización teotihuacana, cerca del lago Texcoco en el centro de México, empezaba a declinar. Sin embargo todos los avances de este pueblo en materia de arquitectura, en el arte, en la agricultura del maíz, la escritura y una rica religión con gran cantidad de dioses no cayeron en el olvido.

Estos conocimientos fueron aprovechados por otros pueblos, entre ellos los toltecas que al igual que los aztecas provenían del norte de México y sur de los Estado Unidos y que la final se asentaron cerca del centro de México. Los toltecas fueron un pueblo guerrero no gobernado por sabios o sacerdotes, como en otras culturas, sino que sus dirigentes fueron jefes militares que con las guerras consiguieron dominar todo el centro y el norte de México. Consiguieron llegar incluso hasta tierras mayas y junto con las últimas dinastías de este pueblo lograron fundar ciudades como Chichen Itzá. En el arte destacaron en el trabajo de la piedra, con la que representaron escenas militares y sacrificios humanos.

Se podría decir que la cultura olmeca fue la que desarrolló las principales características de los pueblos mesoamericanos, que fueron recogidas por numerosos pueblos como el teotihuacano (del que no se conoce mucho) o el tolteca, que sí que estuvo en contacto tanto con los con los mayas como con los aztecas.

Estos últimos quedaron fascinados por la civilización que construyó y gobernó la ciudad de Teotihuacán.

Valora este reportaje

¿Te ha gustado este reportaje? Lo puedes valorar del 1 al 5. ¡Gracias por tu contribución!

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (9 votes, average: 4,78 out of 5)

Loading...Loading...

Valoración del Editor

  • valoración
  • Puntuación total

Valoración del usuario

  • valoración
  • Puntuación total

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu email no se publicará. Los campos obligatorios están marcados *

Ofertas de alojamiento

Indica tus fechas

Fecha de entrada

calendar

Fecha de salida

calendar

Sin comisiones
y precio mínimo garantizado

Tours desde Mexico DF

Enlaces de interés

Red Maravillas de América

Sobre nosotros

logo1
Visitarteotihuacan.com es una de las mejores guías de la misteriosa ciudad de Teotihuacan, yacimiento Patrimonio de la Humanidad y uno de los escenarios arqueológicos más impresionantes del mundo.

Teotihuacán en redes

Contacta con nosotros

TrafalgarNet Producciones
Booking / Viator Affiliate site
info@trafalgarnet.com